Cómo registrar una marca

Si tienes una marca lo primero que debes hacer es patentarla. De esta forma te evitarás que te plagien o que incluso pierdas los derechos económicos de tu trabajo.

Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta es el mantener la confidencialidad de la marca o la invención tanto con los trabajadores o con las personas que se encarguen de las actividades de I+D. De esta forma, se pretende evitar cualquier tipo de problemas al solicitar el título de protección.

El siguiente paso sería acudir a la Oficina de Patentes y Marcas para realizar el registro. Para ello, la manera más fácil y segura es acudir a profesionales que nos asesoren, ya que dependiendo del tamaño de la empresa el registro puede resultar más o menos complicada. Si necesita este tipo de servicio no dude en acudir a Labrador y Gestión. En nuestro despacho contamos con un gran número de profesionales con una gran experiencia en marcas y patentes.