Diferencias en caso de irse de una empresa con un contrato temporal o contrato de prueba

laboral

En muchas ocasiones en los que el trabajador está descontento en su trabajo no decide abandonarlo ya que piensa que pueden demandarle. Sin embargo esto no es así, y existen pasos que se pueden tomar para irse de la empresa de forma legal. Sin embargo, sí es verdad que la marcha puede suponer peores condiciones en cuanto a cobrar paro o determinadas indemnizaciones.

Además según el tipo de contrato variarán las condiciones. Cuando se trata de  un contrato temporal y este llega a su fin, cualquiera de las partes puede mostrar su deseo de no prorrogarlo, con un preaviso de quince días de antelación si el contrato es superior a un año. Sin embargo, si estamos ante un contrato en contrato de prueba puede realizarse la baja a través de la extinción del contrato por no superación del periodo de prueba.

En ambos casos anteriores el trabajador no tiene derecho a paro. Sin embargo,  la diferencia es que para el periodo de prueba es que no se necesita un plazo de preaviso.

Publicaciones relacionadas